Navidad

martes, 1 de diciembre de 2009

Estamos muy cerca de la fiesta de fin de año más esperada por todos, la navidad. Pero que es la navidad?. Para muchos solo son regalos, santa Claus, tamales, bebida, rumba etc. pero en realidad la navidad es la celebración del nacimiento de Jesús nuestro salvador.

Hay muchos mitos y conceptos equivocados acerca de la Navidad. Pero hoy, quiero compartirles el significado bíblico y verdadero de esta celebración y las creencias erróneas que se han formado a su alrededor.

¿Qué es la Navidad?



La Navidad es el día para celebrar el nacimiento de Jesús. Aunque hay discrepancias en cuanto a la verdadera fecha, sin embargo La Escritura nos da fe de este singular acontecimiento.


La palabra de Dios no da una fecha exacta, aunque los estudios acuciosos de la Escritura revelan que fue, aproximadamente, entre mediados y finales del mes de octubre. A pesar de todo el verdadero significado de la Navidad es el nacimiento del hijo de Dios, el salvador del y Redentor de la humanidad. Entonces lo importante no es el día, sino el acontecimiento y el motivo por el cual lo celebramos.

“Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor”. Lucas 2.10, 11.

No necesariamente debemos celebrarla el 24 de diciembre en la noche, sino que todo el tiempo, nosotros debemos celebrar la navidad en nuestro corazone, en otras palabras dejar que Jesús nazca en nuestro corazón y vivir una vida conforme al propósito de él.

Es triste ver como han tergiversado la navidad en tantas cosas que no tienen nada que ver con ello, díganme que tiene que ver con el nacimiento de Jesús el viejo panzón de santa claus, eso es puro marketing de los gringos, no estoy diciendo que es malo santa claus y toda la celebración de la navidad ya que realmente las familias la celebran cada quien a su manera, y no importa la manera, sino que estemos consientes de lo que se está celebrando y no que solo sea una fecha para reunirse con la familia o para ir de rumba esa noche, o pasar chupando hasta que amanezca, la navidad significa el nacimiento del Mesías y eso es lo que debemos celebrar.

El Verdadero Significado


El verdadero significado de la navidad es uno solo:

Jesucristo.

El vino al mundo con un solo propósito:

entregar su vida y morir por nuestros pecados.

El salvador entraba al mundo, en un humilde pesebre pero con un destino glorioso.

El venía por ti y por mi.

Él es el regalo de navidad, el camino que te lleva al Padre, el don celestial.

Solo debes aceptarlo hoy como cuando un niño extiende sus manos y recibe su regalo navideño.

Cuanto más si es el regalo de Dios para ti: "Porque de tal manera amo Dios al mundo que dio a su hijo unigénito, para que todo aquel que en el crea, no se pierda más tenga vida eterna."

Recibe hoy ese regalo. Y celebra la navidad como debe ser.



La Palabra Navidad

sábado, 26 de septiembre de 2009

Un profesor de psicología le dio a sus estudiantes un examen de asociación de palabras.

Les dijo que escribieran lo primero que les viniera a la mente tan pronto como él dijera cada palabra. Por ejemplo, si decía «conversación», podían escribir «teléfono» o «diálogo».

Una de las palabras de ese día causó diversas reacciones y asociaciones sumamente interesantes. La palabra era «Navidad».

Estas fueron algunas de las palabras que asociaron con la Navidad: cohetes, fiesta, lechón asado, baile, licor, regalos, árbol y luces. Entre todas las asociaciones no hubo ninguna referencia a Jesucristo, ni siquiera a su nacimiento.

La verdad es que muy poco de lo que hacemos hoy día se asocia con lo espiritual. Muy pocas de nuestras actividades tienen alguna relación con lo divino.

Muy pocos de nuestros pensamientos abordan lo religioso.

Hablamos con vehemencia en contra del materialismo.

Nos sorprendemos cuando alguien afirma que es ateo.

Nos enojamos cuando alguna persona ridiculiza las cosas religiosas. Sin embargo, guardamos muy poca relación con lo espiritual. Claro que de cuando en cuando vamos a la iglesia, quizás una vez al mes o hasta una vez a la semana. Pero muchas veces lo hacemos para salir de una exigencia social.

Desde luego que buscamos a Dios en los momentos de tragedia, pero esto también viene a ser un acto de último recurso, cuando no nos queda otra esperanza en la vida. Mientras tenemos buena salud y disfrutamos de popularidad, mientras nuestros amigos nos acogen y todo nos va bien, no buscamos seriamente a Dios.

Así que aquellas asociaciones con la palabra «Navidad» revelan algo que se expresa en todas las facetas de nuestra vida.

Si aquel profesor les hubiera dicho la palabra que pusimos como ejemplo, «conversación», habría escogido una de las palabras que más debiéramos asociar con la Navidad. Porque a los ojos de Dios, lejos de representar cohetes, fiestas, lechón asado, baile, licor, regalos, árbol y luces, la Navidad fue el principio de un nuevo diálogo que entabló Él con nosotros.

Esa primera Nochebuena, Dios el Padre, mediante el nacimiento de su Hijo Jesucristo, reparó la línea de comunicación con nosotros que se había cortado a fin de que pudiéramos restablecer con Él la comunión que habíamos perdido. De modo que ahora todos podemos tener comunión íntima y constante con Dios.

Él está esperando que respondamos a la llamada celestial que nos hizo por medio de su Hijo. Pues es mediante esa conversación que restablecemos la conexión y mostramos que comprendemos el verdadero sentido de la Navidad.

Tarjetas de navidad

viernes, 25 de septiembre de 2009

Escribir y enviar tarjetas de Navidad es una de nuestras primeras tareas de la temporada.

La costumbre comenzó en Inglaterra cerca de 1840 con el inicio del "Penny Post", el primer sistema de servicio postal. Según la leyenda, el británico Henry Cole, quien acostumbraba dejar todo para mañana, dio comienzo a la tradición.

En 1843, cuando se encontró atrasado en su correspondencia con sus amistades, decidió corregir la situación enviando saludos navideños al final del año. Su brillante idea dio origen al mercadeo en masa de tarjetas de Navidad, especialmente después de 1860, cuando se desarrollaron mejores métodos de impresión.

En Inglaterra la popularidad de enviar saludos navideños creció cuando se hizo posible enviar tarjetas, sin usar sobres sellados, por la mitad del costo de enviar una carta. Louis Prang, un residente de Boston, imprimió y vendió la primera tarjeta de Navidad en Estados Unidos en 1865.

Las imágenes y mensajes se han mantenido relativamente constantes a través de los años; imágenes mostrando escenas de la temporada o historias de Navidad acompañadas de los mejores deseos de una feliz Navidad y un próspero año nuevo.

Tomado de “ The twelve teas of Christmas

Más allá de la costumbre de enviar tarjetas a familiares y amigos, que necesario es que durante el resto del año, nunca olvidemos a aquellos seres queridos y podamos hacerles brillar sus ojos de alegría sorprendiéndolos en el momento menos esperado, para decirles, “Gracias, por lo que has hecho en mi vida. Una pequeña nota en cualquier época del año, podría hacer un milagro en un corazón deprimido y en una mente desgastada.

Más allá de de Diciembre, decide sorprender a alguien en Enero, Febrero o Abril. No te imaginas como Dios puede usar ese gesto, para traer esperanza a quién casi la pierde.

Porque confortaron mi espíritu y el vuestro; reconoced, pues, a tales personas. 1 Cor 16:18

Alumbrados

jueves, 24 de septiembre de 2009
Aca les dejo unas fotos espectaculares de los alumbrados navideños en Colombia, disfrutenlos...
Feliz Navidad













 
© Especiales de Navidad | Designed by Blogger Templates.